Tatuar por JRDomingo

Soy ilustrador, siempre he querido ser ilustrador, solo me gusta ilustrar, 
dibujar… tanto en papel, como en cartón, metal, cualquier superficie es buena. 
Lo he hecho en multitud de superficies y con multitud de técnicas,
 en cascos, camiones, camisetas, paredes, con óleos, acuarelas, aerógrafo, etc.
Cuando se me presentó la oportunidad de tatuar no lo dude, bueno si…dudé,
 pero no por el hecho de pensar que no estaba preparado para hacerlo, sino por una sola palabra, RESPETO. 
Siempre he pensado que tatuar es un hecho, digamos, intimo y personal, 
la relación que se establece entre el tatuador y el tatuado,
 (os daréis cuenta que digo el tatuado, la palabra cliente en este tema nunca me ha gustado),
es una relación que implica una evidente dosis de confianza por las dos partes. 
La persona que viene a tatuarse, pone en tus manos una cosa tan
 importante como su cuerpo y deposita toda su confianza en ti.
 Espera de ti que interpretes sus dudas, sus pensamientos, sus secretos más íntimos, todo lo que el o ella, quiere reflejar en esa obra y para eso se necesita una complicidad absoluta.
 Siempre he dicho que como ilustrador, cuando alguien me compra una obra, la cuelga
 en su casa, estudio, etc. pero que cualquier día puede descolgarla, sin más;
 con el tatuaje, no es así, es de por vida, es para siempre, es la
representación de una serie de vivencias y experiencias que ponen en tus
manos para que las reflejes de la manera más respetuosa y real y que has
de saber entender e interpretar, unos sentimientos y unas necesidades que
ponen en manos de una persona en principio extraña, pero en la que ha de confiar plenamente.
 Por tanto, yo siempre intento dar y obtener esa confianza y evidentemente, profesionalidad,
 delante de cualquier persona que venga a mi estudio y deje en mis manos lo que para el o ella,
es una de las cosas más importantes, sus pensamientos, sus vivencias.
Por mi parte es un verdadero honor que alguien esté dispuesto, a llevar en su
cuerpo una obra mía, eso es en principio una sensación verdaderamente difícil de expresar.
 Una de los elogios más agradables que he tenido es que la mayoría de la gente a la que he tatuado,
me ha comentado, “parece que estés dibujando”, de hecho es lo único que hago dibujar.
 Bien espero que entendáis mi necesidad de expresar estas inquietudes y hacerlas públicas para que la gente
 que tenga la idea de hacerse un tatuaje, entienda mi filosofía de trabajo y lo que puede esperar 
de mi cuando se decida a dar el paso y venir a mi estudio.
 Quería agradecer de forma muy especial a Mertxe Aguilar, que nos dejó prematuramente y allí donde esté le doy un abrazo muy, muy fuerte y que es la que me inició en el conocimiento técnico 
y a Nando de WOLF TATTOO STUDIO que es quien me puso en contacto con ella.
Muchas gracias.

JRDomingo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s